El día de Acción de Gracias (Thanksgiving) es una tradición muy americana, que hoy en día muchos latinos también celebramos. La tradición es reunirse en familia o con amigos para dar gracias de todas las bendiciones recibidas.

Como en todas reunión, la comida no podría faltar, y en un día como estoy de hecho la comida sobra y de mas. Ese día es como un desfile de platillos a la mesa donde el pavo es el alimentos estrella, pero también en muchas mesas latinas los riquísimos tamalitos no podrían faltar.

Desafortunadamente este día también muchas personas utilizan la excusa para comer sin restricciones, y con esta celebración, llega también el temor a subir de peso. Para que puedas disfrutar de la cena de Acción de Gracias sin culpas y sin el temor de las libritas extras y también puedas comer sin remordimientos, aquí te dejo estos sencillos tips, que si los sigues estoy segura te ayudaran.

  1. Para empezar, no te saltes el desayuno – Así es, parezco disco rallado, pero tienes que entender que el desayuno es súper importante (checa lo nota sobre la importancia del desayuno). En el día de acción de gracias muchas personas no desayunan para “guardar espacio” con la idea de comer mas durante la cena….ERROR… así no funcionan las cosas, lo que esto va a provocar es que comas de forma desmedida y termines por comer mas de lo que debes. Es importante que por lo menos comas un desayuno ligero, este te ayudara a moderar las porciones a la hora que te sientes a disfrutar del riquísimo pago.
  2. No te saltes tu rutina de ejercicio – Inicia el día con tu rutina y veras lo bien que te vas ha sentir una vez que termines. La mayoría utiliza el pretexto de las reuniones para dejar el ejercicio a un lado, NO seas uno mas del montón, je je ósea, no dejes a un lado tu rutina y quieres volver a empezar hasta el día lunes.
  3. Selecciona los ingrediente de forma inteligente – Así es, sustituye ingredientes regulares por ingredientes mucho mas saludables y

    bajos en índice glucémico. Por ejemplo en vez de hacer un puré de papa, podrías hacer un puré de coliflor, o incluso un puré de camote, es súper rico y mas bajo en calorías que el puré de papa. Modera la cantidad de mantequilla que utilices y si haces algún guisado, te recomiendo que utilices el aceite de semilla de uva en vez del aceite regular. Procura hacer ensaladas para combinar con el pavo y tu mismo prepara los aderezos para que tengas mas control de los ingredientes.

  4. Ojo con las bebidas – Checa la nota que escribí sobre las bebidas que son recomendables o que son mas bajas en calorías.
  5. Controla las porciones y no repitas– Deja la gula por un lado y ten control, es mejor disfrutar del recalentado le día siguiente, y no trates de comer todo lo que se prepara en un solo día. Si son varias las opciones que tienes, sírvete un poquito de todo para que asi pruebes y no te quedes con antojitos.
  6. Enfócate en el verdadero significado del día y pon atención a las personas con quien compartirás la cena. No te la quieras pasar pegado a la cocina tratando ser el primero en probar todo, enfócate en disfrutar un tiempo de calidad y ponte al corriente con las personas que no has visto en un rato, se mas sociable con tu misma familia.

Bueno estos son solo unos pequeños tips a seguir, estoy segura que si me hacen caso y siguen mis consejitos disfrutaran de una rica cena sin culpas y sin gula 🙂

Les deseo un maravilloso Día de Acción de Gracias y GRACIAS por permitirme compartirles esta pasión de ayudar a las personas con información que les permita iniciar un estilo de vida mucho mas saludable.

Feliz día de Acción de Gracias!

SHARE

Leave a Reply

Your email address will not be published.