Por: Vivir En Bienestar!

Cinco raciones de frutas y hortalizas al día nos aportan gran cantidad de agua (entre un 75 % y un 95 % de su peso es agua); vitaminas, hidrosolubles como la vitamina C, el ácido fólico y pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6). y liposolubles como los compuestos carotenoides (principalmente, ß-caroteno) con actividad de pro-vitamina A y las vitaminas K y E. También nos aportan minerales entre los que destacan potasio, magnesio y pequeñas cantidades de calcio, hierro y fósforo; fito químicos (compuestos orgánicos presentes en los alimentos de origen vegetal que, en general, no son nutrientes y que ejercen efectos beneficiosos sobre la salud) entre los que se pueden destacar los compuestos carotenoides, los compuestos fenólicos, los glucosinolatos y los fitoesteroles; y fibra.

Consumir diariamente frutas y hortalizas frescas nos ayuda a prevenir distintas enfermedades como las enfermedades cardiovasculares, los trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas, además de ayudarnos en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.
Nos proporcionan pocas calorías (menos de 70 kcal por 100 gramos de parte comestible) y grasas saturadas (menos del 1 % de su peso, con excepciones como el aguacate con un 12 % de su peso), y nos ayudan a disminuir la ingestión de otros alimentos porque nos producen sensación de saciedad. Son alimentos de fácil preparación, porque son sencillos de cocinar y muy fáciles de encontrar en las tiendas.
Por otra parte, hay que destacar que tanto las frutas como las hortalizas, por tratarse de alimentos de origen vegetal, no contienen colesterol.
El consumo de, al menos, 5 raciones de frutas y hortalizas al día contribuye a llevar una dieta equilibrada y juega un papel importante en cualquier etapa de la vida. Son alimentos bien aceptados por las personas mayores, básicos durante la edad adulta e imprescindibles para la formación de buenos hábitos alimentarios en la infancia y adolescencia.
¿Cómo introducirlas en el menú diario?

Para conseguirlo, basta con incluir frutas y hortalizas en cada una de nuestras comidas diarias. Así de fácil.

Aquí recogemos varias opciones para elegir una de ellas en cinco momentos de día:

Desayuno:1 Fruta ó 1 Zumo natural

Media mañana:1 Fruta ó 1 Zumo natural

Comida:
1 Ensalada
1 Plato de verduras u hortalizas
La guarnición de verduras y hortalizas de los segundos platos
1 Fruta de postre

Merienda:
1 Fruta
1 Macedonia de frutas
1 Zumo de fruta natural

Cena:
Plato de verduras y hortalizas
1 Ensalada
La guarnición de los segundos platos
1 fruta de postre

Fuente: 5 al dia
SHARE

Leave a Reply

Your email address will not be published.